El bajo rendimiento industrial de la campaña marcará precios altos en origen

rendimiento

Los precios no son lo que más ha preocupado al sector oleícola español durante los últimos meses. Hay un dato que sigue inquietando aún más, cuando las cuadrillas enfilan la recta final de la campaña en la mayoría de las zonas productoras: el rendimiento.

La anómala climatología tras el mes de agosto, con escasez de lluvias en septiembre y octubre y altas temperaturas, provocó que el olivo parara en su desarrollo, formando en meses claves muy poco aceite en el fruto.

El sector ve cómo los aforos realizados pueden no cuadrar al ser el rendimiento industrial obtenido hasta dos puntos menor al previsto en muchas zonas, tanto dentro de Andalucía como de Extremadura y Castilla-La Mancha. Y los productores, cuya rentabilidad dependen mucho de este rendimiento graso de la aceituna que entregan en su almazara o cooperativa, también ven como ganarán menos de lo previsto pese a los buenos precios en origen del aceite de oliva.

Según el CSR Laboratorio, “el sistema de pago al olivicultor está basado en el rendimiento graso de la aceituna que entrega en la almazara, o dicho de otra manera, en la cantidad de aceite que se pude obtener a partir de la aceituna que se moltura. En el proceso industrial no se puede extraer todo el aceite de la aceituna, por tanto, el agricultor cobra en función del rendimiento industrial (aceite que realmente se obtiene de la aceituna). En función de la naturaleza de la almazara (privada o cooperativa) la forma de calcular el rendimiento industrial es mediante una estimación numérica u obtenido realmente mediante un aforo en la bodega al final de la campaña”.

Ante la caída del rendimiento, muchos productores también han optado por retrasar la recolección o al menos escalonarla más para intentar sacar más rendimiento a la aceituna. Como aseguran los expertos CSR Laboratorio, “la aceituna, una vez madurada, lo que va perdiendo es agua, va perdiendo un peso en agua que hace que la proporción dentro de un fruto varíe”.

Es decir, por ejemplo si se recolecta en enero y no en diciembre, la aceituna habrá perdido un porcentaje de agua mientras que el aceite y la materia seca que llevan permanecen inalterados por lo que el rendimiento graso será mayor. “Se puede constatar que mientras que la Humedad va descendiendo y la Grasa Total va aumentando, la Grasa Sobre Muestra Seca permanece constante a lo largo de la campaña. Entonces, podemos decir que el rendimiento de la aceituna va aumentando conforme transcurre la campaña, pero los kg de aceite que se llevan a la almazara son los mismos”.

Anuncios

One thought on “El bajo rendimiento industrial de la campaña marcará precios altos en origen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s