Viaje a La Alcarria olivarera: entre la desploblación rural y el tesoro de su variedad Castellana

Olivar en el municipio de Copernal en Guadalajara
Olivar en Copernal (Guadalajara)

A veces el tiempo se detiene. Y algunos de los paisajes mostrados por Camilo José Cela en su Viaje a la Alcarria en 1948 no han cambiado tanto. Muchos de los olivos que vio ahí siguen al margen del paso del tiempo. Poco o nada tienen que ver sus olivos con el nuevo olivar intensivo y superintensivo que crece en media España.

Es el más claro ejemplo de ese olivar árido y solitario que lucha por sobrevivir en medio de la despoblación rural y el abandono hacia la gran ciudad. El olivar de La Alcarria, a medio camino entre Guadalajara y Cuenca, resiste con  las mejores armas que tiene al alcance: su variedad autóctona Castellana (o Verdeja o Abucheña Común) y una apuesta por la producción ecológica que le permite sumar euros de las subvenciones por hectárea a su rentabilidad.

Presenta un aceptable rendimiento –en torno al 20%– pero con una producción por olivo muy escasa, entre 10 y 12 kilos de aceituna, llegando en los mejores casos a los 18 kilos de media. Actualmente la Asociación Oleícola de la Alcarria la integran cinco entidades: la Cooperativa Alta Alcarria en Valdeolivas (Cuenca); la SAT Alcarria Baja en Auñón (Guadalajara); Aceites Delgado Fidelco S.L. de Loranca de Tajuña (Guadalajara); la Cooperativa San Sebastián  en Villalba del Rey (Cuenca) y la SAT Coagral en Guadalajara capital.

AOVEs de la Cooperativa Alta Alcarria
AOVEs de la Cooperativa Alta Alcarria

La primera de ellas, la Cooperativa Alta Alcarria, concentra la producción de 600 olivicultores de la zona, aunque según reconocen sus propios responsables, solo unos 200 pueden considerarse como importantes en producción. Concentra cada campaña una media de 700.000 litros de aceite de oliva, de los que unos 250.000 los envasa tanto para la venta en la zona como en la Comunidad de Madrid. El resto marcha sobre todo a la exportación.

Su apuesta por lo ecológico le ha hecho producir algunas campañas hasta el 60% de su producción en bio, aunque esta campaña habría bajado hasta el 50% por problemas burocráticos con la Consejería de Agricultura que han quedado a muchos olivicultores fueran de la inscripción y de las ayudas. “Lo que no se entiende es que nosotros cobremos 200 euros por hectárea de olivar sin ecológico y en comarcas de la misma comunidad, como las de Mora, cobren 600. Así es muy difícil seguir”.

También elabora AOVE con DO Aceite de Alcarria la almazara Olivares de Altomira, en el municipio conquense de Vellisca.

Algún proyecto está intentando recuperar y promocionar la variedad autóctona Castellana, de color predominante verde limón, más o menos intenso, dependiendo del momento de la recolección y del grado de madurez de la aceituna. Desde el punto de vista organoléptico los aceites de esta variedad son muy frutados y aromáticos, rotundos en su olor a hoja, en los que se entremezclan sabores a hierba, avellana o plátano, a veces con sabor picante en boca.

La comarca natural de La Alcarria incluye 95 municipios de la provincia de Guadalajara y 42 municipios de la provincia de Cuenca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s