Guía prescriptiva de buenas prácticas en el proceso de elaboración de aceite de oliva

Buenas pràcticas

La promoción es una de las más completas y eficientes herramientas para desarrollar e incrementar, tanto el ámbito geográfico de consumo de un producto, como el espectro de público objetivo. Aunque existe un factor fundamental que es previo a la promoción: la calidad en el más amplio y extenso de los sentidos, integrando el ámbito de la seguridad agroalimentaria, respeto por el medio ambiente, uso responsable de los recursos, máximo esfuerzo por la consecución del menor impacto posible en el entorno de las distintas etapas que conforman el proceso de obtención en el entorno, etc.

Para alcanzarla, un grupo de destacados expertos (entre otros: Fernando Martínez, José María García, Antonio Marín, Rafael López, Juan Ramón Hidalgo, Pepe Lacal, Manuel Caravaca, Alfonso Montaño, María José Moyano, Marino Uceda, Brígida Jiménez, Manuel Moya, José Juan Gaforio, Jorge Pereira, José Ramón López, Javier Hidalgo, etc.) expondrá de forma resumida durante las próximas semanas, y hasta el comienzo de la campaña, su visión en forma de flashes de opinión con el único objetivo de ejercer una actividad preventiva para todas y cada una de las diversas etapas directas y colaterales que conforman el proceso de obtención de aceite de oliva.

A priori, estás serías las áreas a analizar, aunque pueden ir ampliándose en las próximas semanas:

  1. El uso de coadyuvantes tecnológicos en el proceso de extracción de aceite de oliva. Efectos y recomendaciones.
  2. Racionalización en el uso y adición de agua durante el proceso de elaboración de aceite de oliva. Principales implicaciones.
  3. Medidas preventivas para la no transferencia de Ftalatos durante el proceso de extracción de aceite de oliva. Prevención y consecuencias
  4. Algunas consideraciones sobre el uso responsable de los productos químicos necesarios para el cultivo y explotación del olivo.
  5. El proceso de elaboración de aceite de oliva, la limpieza como medio preventivo de la aparición de Esteres alquílicos
  6. Adecuación en el tratamiento postcosecha del fruto. Medidas para preservar la actividad enzimática.
  7. Optimización en la distribución de renta entre todos los intervinientes, tanto directos, como indirectos, que conforman la cadena de valor en el proceso de obtención de aceite de oliva.

En palabras de Juan Vilar, uno de los impulsores de la Guía “la transmisión preventiva de conocimiento, formación, información y experiencia por el prescriptor adecuado, y en dosis razonables no hacen más que mejorar, no solo el entorno global de un sector de actividad, optimizando en este caso a todos los actores intervinientes, sino que lo hace, con el producto resultante del proceso, en este caso nuestros aceites de oliva”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s