Fernando R. Ortega (ILOVEACEITE): “Los aceites desnaturalizados, mezclados y refinados han invadido los lineales, y la gran distribución, encantada”

team_iloveaceite_us
Fernando R. Ortega, primero por la derecha, junto a su equipo en Estados Unidos.

Entrevista con
Fernando R. Ortega
Fundador de ILOVEACEITE

Desde su atalaya en San Antonio, la segunda ciudad de Texas, Fernando R. Ortega sigue abriendo caminos innovadores al aceite de oliva virgen extra español para intentar ser líderes del ecommerce del aceite de oliva virgen extra en Europa, sin olvidar EE.UU. y ahora Canadá.

Estados Unidos se ha convertido para muchas empresas españolas del sector en algo así como la tierra prometida. Tú has vivido esa experiencia en primera persona ¿Cómo la valoras?

No es la tierra prometida. Es la tierra de las oportunidades. Pero o lo haces desde abajo, muy bien asesorado, con mucho esfuerzo, tesón, compromiso y ganas de trabajar, o mejor no lo intentes. Es un mercado gigantesco y eso requiere tener los pies en el suelo. La competencia es feroz y las reglas del juego, allí, muy diferentes a las de aquí. Tras un año estamos muy contentos. Hemos crecido mucho más de lo esperado. A Texas ya sumamos distribución en Colorado y Carolina del Norte. En breve sumaremos California y no debe estar muy lejos que caiga Florida.

Yo, personalmente, me siento muy identificado con la forma de ver los negocios de los yanquis, su cultura, su forma de ver las cosas y eso, sin duda, me ha ayudado. Me siento muy cómodo en San Antonio y todo, hasta ahora, han sido excelentes experiencias personales, profesionales y empresariales. No entiendo a aquellos que critican tanto a ese gran país en las ’barras de bar 2.0’ que ahora son las redes sociales y, sin embargo, se mueren por hacer negocios allí. Me temo que eso no funciona. Y se nota muchísimo cuando estás allí. Adoro Texas y sus gentes. Y tengo grandísimos amigos allí. Disfruto de y en Estados Unidos.

¿Qué imagen se sigue teniendo del aceite de oliva español fuera de nuestro país, y sobre todo en relación con el italiano?

¿Aceite español? ¿Dónde? Una vuelta por lo lineales del mundo para saber que las marca italianizadas (que no italianas), lo tiene todo copado. Sí, pequeños ejemplos de ‘aceites de marca’ en tiendas pequeñas a 25 euros. Pero eso no es el negocio cuando tienes que vender 1 millón de kilos de aceite envasado. No se hace ‘Marca España’ vendiendo siete o diez mil litros de un aceite a un ‘pvp’ prohibitivo para luego mostrar postureo en Internet o revistas carísimas.

Volvemos a la vieja historia de siempre por muchas campañitas de tele que se hagan por parte de los que parten el bacalao en el sector en España. Es todo una gran mentira. Por eso nosotros vamos a otro ritmo y por otros caminos. No nos interesa el oficialismo que al final te lleva siempre de la mano a la gran distribución donde tú, por precios y esas multinacionales, jamás puedes competir. Una vuelta por cualquier súper de España te da una idea. No hace falta irse a Iowa.

El consumo de aceites de oliva en los países productores como España se ha estancado ¿Qué razones habría para explicarlo y qué soluciones se podrían buscar entre todo el sector?

En España llevamos así desde 1997. Quinientas mil toneladas, arriba o abajo. Y en 2016 las semillas crecieron más de un 7%. En 2015, los españoles consumieron 2,28 litros/habitante año de aceite de oliva virgen extra, según el Ministerio. Desolador, ¿no? Explicaciones, muchas: España no cree en su producto estrella. Los productores no creen en su producto estrella. Los restauradores no creen en su producto estrella. Nos hemos echado en manos de unos aceites desnaturalizados, mezclados, refinados, que son masas oleosas que ni saben ni huelen a nada por un puñado de céntimos de euro. Eso lo ha invadido todo. Y el poder seductor de las semillas, a precios del agua.

Añado lo dicho más arriba. Productores en modo ‘cisterneo’ y el año que viene Dios dirá. Y la gran distribución apretando y ajustando márgenes, encantada. En fin, un diagnóstico complicado. Aunque ya seamos un país de obesos -el segundo de Europa en obesidad infantil-, hemos abandonado definitivamente la dieta mediterránea.

Pero pese a esta panorama desalentador, hay proyectos como el de ILOVEACEITE que muestran justo todo lo contrario: pasión por lo nuestro, por el auténtico aceite de oliva virgen extra, unimos la producción y consumidor, precios justos, nos abrimos al exterior porque está en nuestro ADN empresarial, disfrutamos compartiendo (para crecer), dando valor añadido a la salud, el deporte, la educación, el medio ambiente, etc. Representa nuestro estilo de vida.

Si tuviéramos más recursos, puede asegurarte que llegaríamos aún más lejos. Incluso en España.  Pero todo llegará. Si estamos donde estamos es porque jamás nos hemos quedado con los brazos cruzados. Y cada día que amanece, para nosotros, es un reto. Y si un día caemos, será como Custer en Little Big Horn: con las botas puestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s